Internacional

Declaración del Comité Central del Partido Tudeh de Irán

By 15 enero 2020 No Comments

Juntemos todos nuestros esfuerzos para defender la paz e impedir otra guerra devastadora

 

¡Estimados compatriotas!

El régimen teocrático de Velayat-e Faqih [en Irán] dio un paso peligroso en la escalada de la crisis creada tras el asesinato de Qasem Soleimani y sus compañeros, arrastrando potencialmente a Irán a una guerra devastadora a través de su ataque con misiles a dos bases militares estadounidenses en Iraq (en al-Anbar y Erbil). Debe señalarse que Donald Trump, el Presidente derechista y racista de EE.UU., en los últimos días ha avisado con crudeza de una reacción militar desproporcionada a cualquier acción de represalia hecha por el régimen iraní en el contexto del asesinato de Soleimani, y ha amenazado con que los EE.UU. estaban listos para atacar con severidad 52 objetivos estratégicos en Irán, incluyendo una serie de sitios culturales. La respuesta [de la República Islámica] con misiles balísticos y el anuncio de que estos ataques fueron lanzados desde dentro del territorio de Irán dan dimensiones muy peligrosas a esta [última] desventura del régimen.

Un examen cercano de las declaraciones emitidas por los CGRI [1], la posición adoptada por Mohammad Javad Zarif [ministro de exteriores iraní] y el discurso de hoy de Ali Jamenei [el Líder Supremo] sugiere que el régimen [apostó por] que los EE.UU. no reaccionarían a estos ataques con misiles, dejando así abierto para el régimen – después de todas sus amenazas de una “venganza dura” hacia los EE.UU. y de “abofetearles duro” – el camino para posteriores negociaciones con ellos [los EE.UU.]. En su discurso de hoy [8 de enero], Jamenei dijo: “Ha ocurrido un incidente importante. La cuestión de la represalia es algo más. Ahora han sido abofeteados. Esto es otra cuestión. Las acciones militares como ésta no son adecuadas para este asunto. La dañina presencia de los EE.UU. en la región debe concluir.”

En un mensaje publicado hoy en la página oficial de Facebook del Primer Ministro [Interino] iraquí, Adel Abdul Mahdi, se afirmó que Teherán había informado con antelación a Bagdad de su ataque [con misiles]. En el mensaje, que llevaba la firma de su portavoz, se declaró que el gobierno iraquí había recibido un mensaje verbal oficial de la República Islámica de Irán advirtiendo de que la “respuesta al asesinato de Qasem Soleimani” había empezado o empezará. Este mensaje también afirmaba – citando al régimen – de que el ataque a las posiciones de las fuerzas estadounidenses en Iraq “será limitado”.

Basándose en las evaluaciones de los impactos de misil de Irán hechas por expertos militares – que fueron emitidas en CNN, el canal de noticias estadounidense – se declaró: “Si el objetivo de los ataques con misiles de Irán era golpear a las fuerzas americanas, este ataque no parece racional, pero si el objetivo de este ataque era aplicar las órdenes de Ali Jamenei de castigar a los Estados Unidos por el asesinato de Qasem Soleimani, entonces parece muy razonable.” Según la ILNA [2], citando la página web de la CNN, un oficial militar estadounidense dijo que sus fuerzas habían recibido un aviso antes de los ataques con misiles de la República Islámica. El oficial estadounidense dijo que el ejército había recibido un aviso para activar la alarma de amenaza de ataque y, por tanto, las fuerzas [en la base] pudieron ir a sus refugios.

¡Estimados compañeros iraníes!

En una declaración que emitió nuestro Partido después de asesinato de Qasem Soleimani, se afirmaba que, mientras condenamos el atentado terrorista de la administración Trump – que indica su desprecio total y criminal del derecho internacional –, creemos que se deben hacer todos los esfuerzos para impedir la escalada de una crisis en la región y la dirección de las tensiones hacia peligrosos conflictos militares. También remarcamos que la guerra y los conflictos militares en Oriente Medio sólo benefician a las fuerzas más reaccionarias y antipopulares en la región y en todo el mundo y serían contra los intereses de nuestra nación y el pueblo trabajador.

La experiencia histórica demuestra que muchos de los conflictos destructivos en el mundo han empezado por políticas imprudentes y provocadoras de este tipo. La mayor amenaza a nuestra patria y la región es [planteada por los hechos] que ni la dirección de la República Islámica ni el Presidente de los EE.UU., al hacer sus análisis finales, han considerado jamás – ni tendrán nunca en consideración – los intereses del pueblo de la región así como de su propia nación.

El Partido Tudeh de Irán llama de nuevo a todas las fuerzas progresistas y amantes de la libertad y la paz de Irán, la región y el mundo a hacer todo esfuerzo para evitar la escalada de tensiones y peligrosos conflictos militares en la región.

Los “conflictos militares limitados” no sólo fracasarán en conducir a la desescalada de tensiones sino que podrían sin lugar a dudas asentar el terreno a devastadores conflictos militares que serían desde luego catastróficos para nuestra patria y la región. La experiencia de dos ataques militares estadounidenses en Iraq y la tragedia que el pueblo de ese país ha afrontado en las últimas dos décadas es un indicativo claro de lo que podría esperar a nuestra patria hoy. Resaltamos de nuevo que no deberíamos permitir a los dirigentes reaccionarios y antipopulares de los regímenes gobernante en Irán y EE.UU. arrastrar a la región de Oriente Medio al fuego y la sangre con la crisis de otra guerra. Luchar por mantener la paz e impedir el inicio de una guerra devastadora es de la máxima y urgente importancia en la situación actual, para defender los intereses del pueblo trabajador y la nación iraníes.

Comité Central del Partido Tudeh de Irán

8 de enero de 2020.

 

[1] (N. del T.) Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica

[2] (N. del T.) Agencia de Noticias de Trabajo Iraní