Internacional

Declaración del Secretariado de la Iniciativa

By 30 abril 2020 No Comments

¡Viva el Día Internacional de los Trabajadores!

Extendemos cálidos saludos de clase a todos los trabajadores del mundo, a los y las jóvenes de la clase obrera. Rendimos homenaje a todos los muertos de nuestra clase.

El 1 de mayo es un día y un símbolo para los trabajadores de todo el mundo, un símbolo de la lucha de los pueblos contra la explotación y la barbarie capitalista, contra la guerra imperialista. En especial en este año en medio de una pandemia, los trabajadores celebrarán el Día del Trabajador de cualquier forma posible. Aun llevando mascarilla, puede oírse alto a la clase obrera.

¡En el 1 de mayo de este año debemos levantarnos y luchar, alzar nuestros puños y exigir medidas que protejan las vidas y los derechos de los trabajadores! Denunciamos la falta de medidas de precaución en los centros de trabajo y los trágicos recortes de personal permanente e infraestructura en los hospitales públicos. Dedicamos nuestros esfuerzos a fortalecer la lucha obrera, para no pagar de nuevo el peso de la nueva crisis del sistema capitalista. Llamamos a la clase obrera y a los pueblos a luchar contra los planes de agresión de los EE.UU., la OTAN y la UE, contra las guerras imperialistas provocadas por las contradicciones y la competencia imperialista.

Con el pretexto de la pandemia, los gobiernos buscan asestar un nuevo y duro golpe a los derechos laborales que quedan apoyando la irresponsabilidad de los empresarios en los centros de trabajo. Junto con los “planes Marshall”, grandes prestaciones, exenciones fiscales y préstamos muy baratos; apoyan provocativamente a los grupos empresariales, mientras que hacen pagar a los trabajadores la factura de la crisis, junto con la aprobación de nuevas medidas antiobreras, mecanismos reaccionarios y medidas para limitar la actividad sindical.

Nos inspiramos en los héroes de la sangrienta huelga de Chicago del 1 de mayo de 1886, que pretendía establecer la jornada laboral de 8 horas. La clase obrera se levantó y con sus luchas heroicas consiguió imponer la jornada de 8 horas como un punto de arranque para una serie de conquistas durante el siglo XX, que hoy son arrebatadas una por una. Frente a los sermones de la “unidad nacional” y los llamamientos a los trabajadores a alinearse con los intereses de los capitalistas que explotan la pandemia y la subsiguiente crisis capitalista, ¡declaramos que no daremos un paso atrás en nuestros derechos y nuestras reivindicaciones para satisfacer las necesidades contemporáneas de la clase obrera y las demás capas populares!

La pandemia ha demostrado que la barbarie del capitalismo, que es un sistema podrido, explotador y caduco; que sólo provoca crisis, sufrimiento, guerras y refugiados, es incurable.

La superioridad del nuevo mundo, esto es, del socialismo, en el que la clase obrera tendrá el poder y podrá disfrutar de toda la riqueza que produce, surge de forma más necesaria y oportuna que nunca.

¡Viva el Día de los Trabajadores!