Castilla y LeónTerritorios

Sobre la lucha en LM Wind Power y la situación del sector energético en León

By 17 agosto 2021 No Comments

Resolución política del Comité Local del PCTE en León

1. La situación de la clase obrera de todo el país, y en particular en la provincia de León, sigue empeorando cada día. 2021 está confirmando que la crisis económica, lejos de tener como causa la crisis sanitaria producida por la pandemia, es una crisis inherente al capitalismo, producida en menor tiempo y mucho más devastadora que la anterior crisis de 2008. La existencia de dramas puramente económicos, en los que la situación sanitaria poco o nada tiene que ver con las causas de los mismos, confirma que la Covid-19 actuó como catalizador pero no es culpable de la actual crisis que pagamos los trabajadores y nuestras familias.

2. La gestión de los primeros años de la actual crisis económica, al igual que la anterior, ha recaído en España en un gobierno de la socialdemocracia y, como entonces, ésta sigue empeñada en demostrar los límites del capitalismo. Todas las medidas aprobadas desde marzo de 2020 por el actual gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos no han aliviado en absoluto la situación de la clase obrera; más aún, las medidas que no han atacado directamente a nuestra clase están sirviendo para profundizar los mecanismos de explotación laboral y los ataques futuros a las condiciones laborales de los trabajadores en este país.

Especial mención merece la labor de Unidas Podemos desde el gobierno —y más en concreto la de Yolanda Díaz y de Alberto Garzón desde sus posiciones en los Ministerios de Trabajo y de Consumo— en la aprobación de este tipo de medidas y en la incesante propaganda del gobierno tratando de vender como éxitos para nuestra clase lo que no dejan de ser ataques contra la misma.

3. Dentro de los dramas económicos que gestionan directamente ambos ministerios, deben destacarse dos que están afectando de forma particularmente severa a la clase obrera y específicamente a la de la provincia de León.

En primer lugar, la situación actual de la factura de la luz, que ha duplicado su precio medio en los últimos 5 años (48,42 €/MWh en 2016, 92,44 €/MWh en junio de 2021)[1] y que a fecha 13 de agosto de 2021 alcanzaba 117,29 €/MWh[2]. En junio de este año, el Ministerio de Consumo aprobó un nuevo modelo de tarifa por horas que, en la práctica, encarecía aún más el precio en las horas en las que los trabajadores y nuestras familias más necesitamos utilizar energía en nuestros hogares. Frente a esta nueva agresión, el PCTE participó en las movilizaciones contra el “tarifazo”, incluyendo la concentración que hubo en la capital leonesa el 12 de junio.

En segundo lugar, la situación con respecto a los ERTE y su conversión gradual en ERE, algo que desde el PCTE ya predijimos que sucedería dos semanas después de la aprobación del primer estado de alarma, en abril de 2020[3]. Los ERTE fueron —y siguen siendo— un medio para socializar las pérdidas empresariales en esta crisis a costa del Estado. Y a pesar de la insistencia de la Ministra Díaz, los ERTE se han convertido efectivamente en ERE ante la pasividad de su Ministerio.

4. El principal de los muchos ERE que se están viviendo en las últimas semanas en la provincia de León ha sido en la empresa LM Wind Power, en El Bierzo, un centro con unos 1.200 trabajadores donde se planteaba el despido de casi 400 de ellos. Asimismo, la dirección planteaba eliminar los turnos de trabajo en fin de semana, con la consiguiente reducción en los pluses salariales, para el resto de trabajadores, pese a que no hay previsión de reducción del trabajo. En resumidas cuentas, y bajo el pretexto de las “necesidades de mercado”, se pretendía aumentar sobremanera el grado de explotación de los trabajadores en la empresa.

El sábado 14, la plantilla ratificó de manera mayoritaria el preacuerdo alcanzado en las negociaciones, que incluían mejoras en las indemnizaciones por despido, recolocaciones voluntarias y un tímido descenso en el número de trabajadores afectados. A falta de una valoración más exhaustiva, el Comité Local del PCTE en León considera que, a pesar de este preacuerdo —que a corto plazo supone un mínimo respiro para el conjunto de la plantilla pero que es “pan para hoy y hambre para mañana”—, el golpe para los trabajadores de la empresa ha sido duro y sigue volando sobre sus cabezas la amenaza de futuros “ajustes” laborales, por lo que la única posibilidad de los trabajadores para evitar estos en un futuro pasa por su organización desde ya basada en una perspectiva de clase.

La amenaza fallida de cierre en LM Wind Power recuerda en nuestra provincia al cierre efectivo de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo hace tres años, tras una huelga de tres meses que terminó con toda una serie de promesas para los trabajadores que a día de hoy siguen sin cumplirse.

5. La Junta de Castilla y León ha movido piezas para garantizar fondos con el fin de mantener la fábrica en El Bierzo. Si bien a corto plazo es un parche que alivia la situación de los trabajadores, la amenaza de deslocalización es una táctica de chantaje habitual de las grandes empresas a la administración de turno para recibir enormes subvenciones de dinero público, y ante la cual la Junta tiende a ceder con facilidad.

Cabe recordar que LM Wind Power ya intentó un ERE de extinción en 2011 a sus poco más de 200 trabajadores de entonces, que se saldó con la retirada del mismo tras una huelga de dos semanas y una importante inyección económica por parte de la Junta procedente de los fondos de la minería.

Que grandes monopolios como LM Wind Power —que facturan cientos e incluso miles de millones solo en España— necesiten ser rescatados por la administración pública para no quedarse atrás explica sobradamente por qué este modelo económico basado en la propiedad privada de los medios de producción es un lastre para la sociedad y por qué la lucha de los trabajadores debe encaminarse hacia la nacionalización de las empresas bajo el control de los propios trabajadores para satisfacer las muchas necesidades de la mayoría trabajadora.

6. León demuestra una vez más que la supuesta “preocupación ambiental” es una enorme mentira sobre la que el capitalismo se pretende renovar. En el momento de mayor demanda de aerogeneradores en la provincia, con hasta 24 megaproyectos eólicos aprobados o en trámite actualmente, las empresas eólicas pretenden deslocalizar su producción —o ya lo han hecho— a otros países. Las multinacionales prefieren producir a miles de kilómetros a no ganar tantos beneficios. Aunque últimamente pretenda hacernos creer que persigue el desarrollo sostenible, el capitalismo es un sistema totalmente irracional para el medio ambiente y un peligro para la humanidad con el que se debe acabar cuanto antes.

Debe destacarse, por cierto, que la mayoría de los 24 parques eólicos proyectados se sitúan en espacios de alta sensibilidad ambiental y cuentan con el rechazo del movimiento vecinal precisamente por dicho motivo. Los argumentos “ecologistas” al parecer son válidos solo cuando la empresa en cuestión se ve beneficiada por ellos.

7. Nuestra provincia fue duramente golpeada por ese proceso que se vino a llamar “transición energética”. Comarcas enteras, que durante décadas fueron obligadas a destinar casi toda su economía a la extracción de carbón para la producción energética del país, fueron condenadas sin más al más absoluto olvido y a la falta de oportunidades laborales.

Como resultado de este proceso de falsa transición energética, se ha perdido capacidad de producción energética, aumentando aún más la dependencia energética de otros países que no usan mayoritariamente energías renovables —destacando en los últimos tiempos Marruecos—, y finalmente, por las características del mercado español, repercutiendo en una inflación alarmante del precio de la luz, como vemos actualmente.

8. Dicha transición es un factor importante —de entre muchos— que explica por qué León encabeza la comunidad autónoma en pérdida poblacional (casi 70.000 personas desde 1990), es segunda en población envejecida (y cuarta de España, con una media de 49 años) y en porcentaje de paro (15,35% en el segundo trimestre de 2021) y está claramente a la cola en la tasa de actividad (50,05%)[4].

El PCTE ha defendido en multitud de ocasiones la necesidad de industrializar nuestra provincia si queríamos un futuro para la clase obrera en León, y que además dicha industrialización debe pasar por una mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Ambas condiciones no se pueden dar a la vez dentro de un sistema donde las crisis se suceden cada vez más rápido y con mayor virulencia. Los capitalistas ya no pueden “permitirse el lujo” de conceder más derechos laborales y salariales a los trabajadores. Por lo tanto, somos los trabajadores los que debemos garantizarnos nuestros derechos construyendo un sistema donde los capitalistas no tengan poder para decidir por nosotros y contra nosotros.

9. El PCTE llama, por tanto, a toda nuestra clase en la provincia de León, a los trabajadores, a los pensionistas, a los estudiantes y a los desempleados a organizarse en sus centros de trabajo, en sus centros de estudio y en sus lugares de residencia por la defensa activa de sus derechos, y precisamente el Partido Comunista es el espacio donde la clase obrera se organiza para conquistar todos los derechos que el capitalismo nos niega día a día.

En el momento actual, además, llama a todos estos sectores a apoyar a los trabajadores de LM Wind Power, que han librado la misma lucha que quizás a ellos les toque librar mañana, y a organizarse para luchar contra las subidas de los bienes básicos, entre ellos la factura de la luz.

Asimismo, el PCTE llama de nuevo a los trabajadores de LM Wind Power a seguir organizándose y combatiendo los planes de la empresa. No es el primer ERE que se deja caer por parte de la multinacional en la existencia de la fábrica en Ponferrada ni será el último ataque contra ellos. En estos momentos, lo que toca es salir fuertes y unidos a la lucha, sin dejar a ningún compañero atrás.

 

Comité Local de León

Partido Comunista de los Trabajadores de España

16 de agosto de 2021

[1] https://es.statista.com/estadisticas/993787/precio-medio-final-de-la-electricidad-en-espana/

[2] https://elpais.com/economia/2021-08-15/el-precio-disparado-de-la-luz-encona-la-polemica-sobre-el-sistema-electrico.html

[3] https://www.pcte.es/notas-de-prensa/los-trabajadores-pagan-la-crisis/

[4] Datos del Instituto Nacional de Estadística