País ValenciàTerritorios

Sobre la huelga indefinida del 14 de julio en el sector azulejero en Castellón.

By 13 julio 2021 No Comments

CCOO y UGT convocan huelga indefinida el 14 de julio en todo el sector azulejero, en respuesta a los intentos frustrados de negociación del nuevo convenio autonómico.
Tras varias semanas sin que ASCER, la patronal azulejera, cediera en ninguno de sus puntos, los trabajadores recurren a la amenaza del parón como única opción para el diálogo.

¿QUÉ QUIERE LA PATRONAL?

ASCER pone encima de la mesa la eliminación del plus de antigüedad, de toxicidad, la jornada máxima de 40 horas semanales, el permiso de paternidad, el permiso por matrimonio, y además limita el aumento salarial al 0’75%. Es decir, una subida salarial que supone, de facto, recortes en la nómina, al situarse la inflación en más de un 2,5% y perder los trabajadores, por ende, poder adquisitivo.

¿CÓMO HA AFECTADO ESTE AÑO DE PANDEMIA A LA PATRONAL?

Respecto a años prepandémicos, el primer trimestre de 2021 se cerró con un tercio más de producción. Las exportaciones han crecido abruptamente y es habitual observar noticias en el periódico local donde los empresarios se ufanan de lo bien que les va y los billetes que ganan. El Grupo Pamesa asegura que cerrará el año con 100 millones de euros de beneficio neto. Las multinacionales del sector compran empresas, hacen enormes inversiones para aumentar su capacidad productiva y compran factorías para seguir fabricando. Para cualquier castellonense queda claro que el azulejo va a todo trapo.

¿NO ES MOMENTO DE REPARTIR LOS MONUMENTALES BENEFICIOS?

Cuando los sindicatos se sentaron a la mesa de negociación no dieron crédito de lo que oían. Precisamente en un año indudablemente boyante resultaban marcianas las propuestas de precarización y recortes. Y la patronal lo tiene claro: no da el brazo a torcer.

EL AS EN LA MANGA: DEROGACIÓN DE LA ULTRAACTIVIDAD.

En 2012, la reforma laboral orquestada por los empresarios venció uno de sus escollos mas importantes en su guerra abierta con los trabajadores: la cláusula de ultraactividad. La ultraactividad implica que, en caso de no haber acuerdo, el Convenio Colectivo anterior sigue vigente tras su caducidad. Ahora, sin embargo, los convenios vencen cuando se señala en el texto. Así, se forma un vacío legal y la regla jurídica es, en su caso, el Estatuto de los Trabajadores. Es decir, la norma básica, el salario mínimo, etc. Para la patronal es tan sencillo como dejar caducar un convenio negándose a negociar para que, automáticamente, se vean beneficiados. Y no poco.

¿QUE PRETENDE REALMENTE LA PATRONAL?

ASCER quiere tantear las fuerzas de la clase obrera, intentar forzar a mayor precariedad a los trabajadores. Quiere sentarse a ver si aguantamos los ataques y ponemos la otra mejilla. Hasta qué extremo somos capaces de doblegarnos. La provocación de la huelga, en un momento en que tienen sobrados beneficios para aguantarla, busca tantear si los trabajadores de la industria azulejera, buque insignia de los trabajadores castellonenses, sostienen el embate.

¿QUÉ RESPUESTA DEBEMOS DAR LOS TRABAJADORES?

Todas y todos, a la huelga. Agachar la cabeza sólo va a servir para recibir más palos. El Partido Comunista de los Trabajadores de España llama al conjunto de la clase a unir sus fuerzas en esta huelga general, a estrechar el contacto entre las fábricas y entre los sindicatos. A obligar a ASCER a recular. Y no solo eso. Llamamos al refuerzo de la actividad sindical, a la organización consciente, a cerrar filas frente a la patronal. Ya vemos lo que les importamos. Ahora tenemos que demostrarles lo que valemos.

Y ¿QUÉ PROPONE EL PARTIDO COMUNISTA?

En el Partido Comunista tenemos claro, como lo hemos tenido siempre, que los derechos laborales se consiguen luchando, con unidad sindical, con tenacidad y sin cesiones a la patronal. Pero también sabemos que conservar los derechos es mucho más complicado. Año tras año, convenio tras convenio, crisis tras crisis, las patronales tratan de revertir lo conseguido por la clase trabajadora y la pugna por sacarnos más rendimiento nunca para. La única garantía de continuidad de nuestras victorias y de unas adecuadas condiciones de trabajo es avanzar hacia una solución definitiva: poner el sector del azulejo bajo control obrero, nacionalizar nuestro principal sector económico para que nuestros empleos y nuestras condiciones de trabajo no dependan de las idas y venidas de los beneficios de nuestros magnates. Primero, ganar la huelga; después, aumentar nuestra organización sindical; finalmente, poner el sector bajo control obrero.