Internacional

Comunicado conjunto del TKP y el KKE

By 28 julio 2020 No Comments

¡El pueblo de los dos países puede y debe exigir su derecho a vivir en paz!

¡No a la confrontación militar por los intereses de la burguesía y las alianzas imperialistas!

Los Partidos Comunistas de Grecia y Turquía expresan su profunda preocupación sobre los últimos acontecimientos peligrosos en las relaciones entre los dos países y denuncian cualquier acción dirigida a la escalada y el conflicto militar.

Señalan, entre otras cosas, que la decisión de la dirigencia turca de proceder a la conversión de Santa Sofía en una mezquita avanza en la dirección de explotar las cuestiones religiosas a favor del fanatismo y la división de los pueblos, así como constituye un ataque a las fuerzas laicas en Turquía. Los dos partidos sostienen que Santa Sofía debe seguir siendo un museo público, al ser uno de los monumentos históricos mejor preservados de la herencia cultural mundial de la humanidad.

Además, creen que la escalada en el conflicto civil en Libia, que fue provocado por la intervención imperialista de la OTAN y se refuerza con la implicación de fuerzas extranjeras y la búsqueda de acuerdos transnacionales que formar para las zonas marítimas, violando el Derecho Marítimo Internacional, a fin de que se puedan usar como ventaja en la disputa greco-turca por la plataforma continental y la ZEE, socava aún más la paz y seguridad de los pueblos.

Los dos PP.CC. señalan que las relaciones entre los dos países son aún más complicadas por la competencia entre las clases burguesas de Grecia y Turquía por convertirse un eje energético y un centro de tránsito y su feroz lucha por la distribución de riqueza energética en la región. Esto es parte de un conflicto mayor entre clases burguesas, monopolios y alianzas imperialistas, que ya ha producido derramamientos de sangre a los pueblos de Siria y Libia y que ahora amenaza al Golfo Pérsico. ¡Estos intereses en conflicto no tienen nada que ver con los intereses de los pueblos!

La situación se ha agravado más por la participación de los dos países en la organización imperialista de la OTAN, así como su implicación en las peligrosas actividades de los EE.UU. y la UE. Los pueblos de Turquía y Grecia no pueden esperar nada positivo con respecto a los desarrollos de la implicación de los estados imperialistas potentes, teniendo de hecho lugar en condiciones en las que se intensifican la crisis capitalista internacional y la tendencia al reordenamiento del poder entre los estados capitalistas más poderosos

Declaramos de nuevo que los pueblos de Turquía y Grecia no tienen nada que los divida. Tienen interés en exigir vivir en paz y luchar por su propio futuro, contra la explotación capitalista y los beneficios capitalistas que conducen a tensiones e incluso conflictos militares. Por la abolición de la explotación del hombre por el hombre y la satisfacción de las necesidades populares contemporáneas, la erradicación de aquellas causas que conducen a los pueblos a la “máquina cárnica” de la guerra imperialista. La garantía real de cooperación y fraternidad entre los pueblos, en el momento en el que el pueblo trabajador tome el poder tanto en Grecia como en Turquía, será la sinceridad, la solidaridad y la posición patriótica, internacionalista y anti-imperialista de los comunistas en estos dos países.

En esta dirección, los Partidos Comunistas de Grecia y Turquía, fieles a los principios del internacionalismo proletario, continuarán la lucha:

  • Contra cualquier caso de incidente caliente y la implicación bélica.
  • Contra las violaciones de fronteras y el cuestionamiento de los Tratados internacionales que han definido las fronteras en la región.
  • Contra el cambio de fronteras y los Tratados que las definen.
  • Contra los enormes gastos militares de los dos países, que crean un trasfondo de conflicto bélico.
  • Contra las intervenciones y guerras imperialistas.
  • Contra la competencia en la explotación de hidrocarburos en el Egeo por los monopolios y los planes para su “explotación conjunta” por las clases burguesas, en el control de las fuentes energéticas con el objetivo de aumentar su rentabilidad, creando las condiciones para mayores complicaciones y agudización de la confrontación, suponiendo riesgos para el medio ambiente. La clase obrera y el pueblo de los dos países no tienen nada que ganar con estos planes.
  • Contra la implicación de los dos países en los planes imperialistas, por el regreso de las fuerzas militares de la OTAN y otras misiones imperialistas en el extranjero.
  • Luchamos por la ruptura de nuestros países de las uniones imperialistas de la OTAN y la UE, para expulsar a los EE.UU. y las bases de la OTAN en nuestros países.

 

25 de julio de 2020

PartidoComunista de Turquía

PartidoComunista de Grecia