Illes BalearsTerritorios

El PCTE considera los privilegios de los empresarios del turismo un insulto para los trabajadores y trabajadoras

By 1 abril 2021 No Comments

Como pudimos ver durante el verano la temporada turística tiene prioridad por encima de todos los criterios sanitarios. Todavía no hemos salido de la tercera oleada de la pandemia, una oleada que ha golpeado especialmente en las Islas Baleares y ya tenemos miles de turistas llegando a la vez que los trabajadores y trabajadoras de las Islas no se pueden encontrar con nadie fuera de su núcleo de convivientes ni salir de las Islas. Otra vez podemos ver como «cada palabra, cada deseo de la patronal turística acaba convirtiéndose, de una manera u otra, en la línea política de todos los gobiernos de las Islas Baleares».

Desde el Gobierno se nos asegura que se tomarán todas las medidas, que no hay riesgo y que es necesario para la economía de las Islas. ¿Necesario para quién? Con una tasa de vacunación inferior al 5% de la población, un sistema de salud que se encuentra agotado y que no se ha reforzado desde que empezó la pandemia y con el gobierno central y los gobiernos autonómicos otra vez pasándose la pelota sobre qué medidas se toman y quienes las tiene que aplicar; ¿realmente nos podremos sorprender cuando llegue la cuarta oleada? ¿Cuándo los hospitales vuelvan a desbordarse? ¿Cuándo nos digan que no hemos sido responsables?

Examinemos el problema de la economía. La crisis económica ya es aquí, esto es incuestionable. ¿Cómo salimos del anterior? Los empresarios recortando sueldos, empeorando las condiciones, robando horas extras y propinas a los trabajadores. Los trabajadores no salieron; junto con el empeoramiento de las condiciones laborales, la temporalidad y la precariedad hemos visto como la especulación con la vivienda ha subido los precios de los alquileres hasta un punto insostenible. Ahora los empresarios turísticos, lanzan la campaña “SOS Turismo”, nos dicen a los trabajadores que somos una gran familia y que los ayudemos a reclamar subvenciones para salvar la economía. ¿Quiere decir esto que dejarán de imponer condiciones de miseria a los trabajadores? ¿Dejarán de especular con la vivienda y los alquileres turísticos? ¿Aplicarán un modelo de turismo sostenible en las Islas Baleares? Es evidente que no. Lo que quieren es recibir dinero público para compensar los beneficios fabulosos que no se han embolsado este último año mientras continúan haciendo lo mismo de siempre: extraer el máximo posible de dinero de las Islas.
¿Cómo puede ser que una industria multimillonaria no pueda resistir un año sin turismo? ¿Cómo puede ser que después de décadas de beneficios multimillonarios no hay temporada un año y los trabajadores se ven inmediatamente en la pobreza? Todos estos miles de millones han quedado en manos privadas. El fruto del esfuerzo de miles de trabajadoras y trabajadores durante décadas ha ido a parar a algún paraíso fiscal o ha servido para construir nuevos hoteles en el Caribe o a países con mano de obra más barata donde el negocio los resulta más rentable. Para el resto de los habitantes de las Islas Baleares; los que hacemos funcionar los hoteles, los puertos, aeropuertos y toda la industria turística, quienes pagamos toda la infraestructura necesaria con nuestros impuestos, quienes vivimos en las Islas, que son el producto del turismo, no nos queda nada de todos estos beneficios. Nos queda precariedad y pobreza, pisos y casas a precios desorbitados y unas Islas Baleares cada vez más malogradas por la enorme presión de millones de turistas llegando año tras año.

A la luz de esto lo PCTE Islas Baleares considera que los trabajadores y las trabajadoras tenemos que hacer una reflexión sobre que queremos para el futuro. ¿Queremos estar más tiempo así? ¿Décadas de trabajo precario, de desgaste de nuestro limitado territorio, de promesas vacías de un turismo sostenible y que nos beneficie a todos? ¿O ha llegado el momento de plantear alternativas? ¿De hacer que los beneficios del turismo queden en manos de los trabajadores en lugar de en manos de unos pocos que solo ven a los trabajadores como herramientas a exprimir, que ven las Islas Baleares como un territorio a explotar hasta que no quede nada?

Solo con la organización de las trabajadoras y trabajadores podremos cambiar las cosas, podremos tomar el control de las Islas Baleares de las manos del monopolio turístico y sus sirvientes del Govern y devolverlo al pueblo, a la clase trabajadora. Para poder decidir en democracia qué hacer con nuestros recursos y con nuestro futuro y no vernos nunca más sometidos al chantaje de los empresarios. Por eso desde el PCTE Islas Baleares decimos: Nacionalización de la industria turística bajo control obrero. Expropiación sin compensación de las grandes cadenas hoteleras y socialización de los beneficios de la industria turística.

Comité de las Illes Balears

24-III-2021