Madrid

Declaración del PCTE en Madrid ante la reaccionaria «Revuelta de las mascarillas»

By 21 mayo 2020 No Comments

Desde el PCTE nos dirigimos al conjunto del pueblo trabajador ante las caceroladas y actos de protesta que, partiendo del Barrio Salamanca, se suceden en diversos puntos de la región por parte de elementos reaccionarios, contra el actual Estado de Alarma y de cara a la reanudación de su actividad sin ningún tipo de restricción, petición expresa de determinados sectores económicos y la patronal.

Dichas protestas, auspiciadas de manera taimada por VOX y de forma mucho más explícita por sus marcas blancas, se enmarcan en la lucha por la hegemonía de la derecha liberal parlamentaria en su táctica de desgaste contra el Gobierno central, encontrando eco en nuestra región en el apoyo explícito de la Presidenta de la Comunidad. Destacar en este sentido la complicidad y benevolencia de Delegación del Gobierno, encabezada por el socialista José Manuel Franco, el cual lejos de disolver unas movilizaciones que contravenían las normas de distanciamiento social les ha situado escolta. Esta indulgencia es extensiva a muchos Ayuntamientos, empezando por el Madrid de Almeida, y sus policías locales, que con tanto celo han aplicado las disposiciones del  Estado de Alarma durante las semanas previas en los barrios obreros de nuestra región.

Se les ha dado total impunidad para saltarse el Estado de Alarma y reivindicar su libertad, que es la de los explotadores para hacernos ir a trabajar sin EPIs por salarios de miseria, para recortar derechos laborales… Envuelven su discurso servil a los intereses de la burguesía con nacionalismo, pretendiendo sembrar la división entre la clase obrera, pero la España de la explotación que reivindican nada tiene que ver con la patria de los trabajadores, que han demostrado una vez más, durante la emergencia sanitaria, quiénes son los esenciales para poner en marcha la sociedad y quiénes los parásitos.

Si bien «los cayetanos», como popularmente se les ha denominado, encontraban en el Barrio de Salamanca su origen, pronto se han extendido a otras zonas de residencia de la burguesía tales como Aravaca o la Moraleja, para finalmente intentar una suerte de metástasis con menor éxito en la periferia industrial, diseminando su ponzoña.

Esta comparsa de explotadores, rentistas y/o reaccionarios, que pretenden agrandar su beneficio a costa de nuestro sudor y salud, pronto se han visto seguidos de elementos fascistas y su parafernalia, con total impunidad y protección de las fuerzas de seguridad a las que el Delegado de Gobierno no da orden de actuar.

Su piedra de toque han sido los barrios obreros de la región, donde el movimiento popular se ve reforzado entre otros, en base a la creación de redes solidarias que han crecido ante la necesidad y el hambre que la crisis capitalista que el COVID-19 cataliza, junto a la oleada de ERTEs y las dádivas hacia los monopolios del mal llamado «Gobierno progresista».

Llaman a defender España quienes nunca han luchado contra los capitalistas extranjeros que parasitan nuestros hospitales, nuestro transporte, nuestro parque de viviendas, desahuciando a familias obreras, que cierran nuestra industria para llevársela a otros lugares donde a costa de mayor explotación obtienen mayores beneficios.

Ante esta situación, el PCTE llama a reforzar las estructuras de organización obrera y popular en los barrios y en los centros de trabajo para cerrar el paso a la reacción, bajo la consigna «solo el pueblo salva al pueblo», evitando caer en la lógica del mal menor, para poner en el centro del debate los intereses de la mayoría, luchando por los servicios públicos y la nacionalización de los sectores estratégicos, denunciando las posiciones reaccionarias sin dejar de señalar las políticas al servicio de la patronal de los Gobiernos central y regional, que han generado un rápido y acusado proceso de empobrecimiento de la clase obrera y el pueblo.

Por último, hacemos responsable de cualquier incidente que pueda ocurrir a Delegación de Gobierno, con José Manuel Franco a la cabeza, y por tanto, a las fuerzas políticas que lo conforman, por su permisividad con las movilizaciones reaccionarias, ante la legítima respuesta del pueblo trabajador. El largo historial represivo del PSOE nos lleva hasta el doble rasero que se ha hecho patente en la represión aplicada durante este periodo en Vallecas, el distrito más multado, y la manga ancha con las algaradas de aquellos señoritos que en los trances duros invocan a la patria y la venden, como bien diría Machado.

¡Sólo el pueblo salva al pueblo!


¡Viva la lucha de la clase obrera!

 

Partido Comunista de los Trabajadores de España

Comité Regional de Madrid